Areca

Areca BlancoNombre Científico: Chrisalidocarpus lutescens

Nombre Común: Areca

Origen: Asía y Madagascar

Características: La areca es una de las plantas de interior más utilizadas en la actualidad. Su color verde intenso y su estética sencilla aportan un toque de distinción selvática a cualquier rincón de interior. En maceta su altura máxima se sitúa en torno a los 2 metros, pudiendo crecer mucho más en sus hábitats naturales. Al cultivarse en maceta es realmente difícil que lleguen a florecer pero poseen unas flores de color blanco muy apreciadas por su aroma. Además es una de las plantas con mayor capacidad de purificación del aire, por lo que además de su aspecto decorativo disfrutarás en tu hogar de un aire más limpio y sano.

Cultivo: La areca es una planta que en nuestra zona geográfica es considerada como una planta de interior, debido a su sensibilidad a las bajas temperaturas y que difícilmente aguantará una vez que estas se sitúen por debajo de los 0 grados. Por tanto, lo ideal es ubicarla en un espacio de interior con buena iluminación natural, pero no sol directo.

Las arecas requieren bastante humedad, por lo que hemos de procurar que no le falte el riego (siendo variable en función de la época del año en la que nos encontremos) y que la humedad ambiente sea un poco elevada, para lo que podemos pulverizarlas un poco de agua una vez a la semana.

Para que nuestras arecas conserven la intensidad del color verde y estén vigorosas es conveniente abonar regularmente, si es posible, con un abono específico para plantas verdes y de interior.

 Usos: Decorativo y purificador del aire en interiores.