Orquidea

Orquidea Blanco

Nombre Científico: Phalaenopsis spp.

Nombre Común: Orquídea alevilla, orquídea boca, Orquídea mariposa.

Origen: Sudeste de Asia.

Características: Planta epífita (se desarrolla encima) en algunas ocasiones litófita (se desarrolla en las rocas) con un tamaño de entre 30 y 50 cm en maceta, sus hojas son perennes y coriáceas de entre 10 y 30 cm de longitud de color verde intenso. La orquídea es de las plantas más comercializadas por su floración, de las más espectaculares y variadas, aportando un toque exótico a la planta con sus diferentes formas y tonalidades, emergen de unas varas llegando a tener en condiciones optimas hasta 10 flores por vara.

Cultivo: Utilizaremos sustratos específicos para orquídeas, si no, aportaremos una mezcla de corteza de pino de diferentes tamaños y turba fibrosa. Al ser una planta aérea es recomendable que se trasplante en un contenedor transparente o traslucido para que las raíces, que también tienen función fotosintética, reciban luminosidad, aunque esta variedad también se puede trasplantar en un contenedor opaco.  La humedad del ambiente debe de ser alta, entre un 60 u 80%, si el ambiente es seco, pulverizar la parte aérea de la planta a menudo. Evitar tenerla próxima a radiadores o zonas de corrientes de aire. El riego se efectuará cuando las raíces pierdan el color verdoso y torne a un tono grisáceo, lo más aconsejable es el riego por inmersión, llenando un recipiente con agua y dejándolo unos minutos hasta que el sustrato se humedezca. Aplicar un abono específico para orquídeas hará que mantenga un floración muy colorida y abundante, variando la frecuencia de riego según la temporada.

 Usos: Ornamental de interior.